La tarjeta de débito es cada vez más usada por los ecuatorianos

El uso de la tarjeta de débito es cada vez mayor en el país, de acuerdo con los últimos datos reportados por la Superintendencia de Bancos. A febrero de 2021 se registraron 8,7 millones de tarjetas de débito; esto es un incremento de 9,3% frente a igual mes de 2020.

Se trata de una tendencia que se mantiene desde el año pasado, pues en diciembre de 2020 se registró un incremento anual de 11% en el número de tarjetas de débito.

Es importante también indicar que el número de transacciones con tarjetas de débito creció, lo que evidencia que las personas están optando por usar más este medio de pago seguro y rápido.

Los usuarios de tarjeta de débito hicieron 5,7 millones de transacciones en febrero de 2021; lo que representa un alza de 6,5% frente al número de transacciones con tarjeta de débito registradas en febrero de 2020.

El monto de compras y pagos que se realizaron con tarjeta de débito también aumentó. La facturación total con tarjetas de débito fue de USD 169 millones a febrero 2021, lo que representa una variación anual positiva de 11,7% (USD 18 millones adicionales).

Esta tendencia de crecimiento muestra que los usuarios del sistema financiero prefieren usar la tarjeta de débito con más frecuencia, pues reconocen que es un mecanismo más rápido y seguro para hacer sus transacciones, incluso para hacer compras virtuales sin salir de casa, en un contexto de pandemia.

Optar por el uso de tarjetas de débito también representa menor riesgo para las personas y familias que tratan de evitar incidencias relacionadas con la inseguridad, por ejemplo, para no recibir billetes falsos.

Este comportamiento es positivo, ya que la alta demanda y uso del efectivo es costosa para el país, por todo lo que implica la importación y administración de billetes y monedas en el sistema financiero.

En tanto, el número de transacciones con tarjetas de crédito registró un decrecimiento de 21% si se compara con febrero de 2020. Es importante mencionar que este comportamiento es compresible si se toma en cuenta que febrero de 2020 fue un mes normal para la economía; es decir, “pre-COVID”. Pese a esto, se registró un crecimiento anual en los cupos promedio. El cupo promedio máximo creció anualmente 1,7% en febrero de 2021 y el cupo promedio mínimo creció 1,4% en igual período de comparación.

Los últimos datos de la Superintendencia de Bancos además muestran que los corresponsales no bancarios (CNB) mantienen una importante tendencia de crecimiento. A febrero de 2021, el número de CNB fue de 34.846, es decir, 6.506 corresponsales no bancarios adicionales frente a febrero de 2020. Del total de CNB, el 36,4% se encuentra en industrias, el 24,0% en tiendas y el 7,2% en micromercados.

El incremento de los CNB es parte de la estrategia de la banca para mantenerse cercana a sus clientes, gestionar la inclusión financiera y ofrecer los servicios financieros en sus barrios, evitando la necesidad de desplazamiento de grandes distancias.

Categorías: Innovación y Banca Digital
Etiquetas:

Contenido relacionado.