Cinco consejos para cuidar tu presupuesto en la víspera de Navidad y de Fin de Año

Cinco consejos para cuidar tu presupuesto en la víspera de Navidad y de Fin de Año

En un abrir y cerrar de ojos ha llegado el último trimestre del año 2021. Es octubre y ya comenzamos a pensar en las fiestas de Navidad y Fin de Año; en las reuniones familiares y las cenas en una gran mesa con los seres amados; en los regalos y en las metas personales a cumplir para el nuevo año…

Sí, esta época del año es importante por el fuerte significado emotivo y familiar que le atribuimos, pero es precisamente por eso solemos descuidar y descuadrar las cuentas de nuestros presupuestos en estos tres últimos meses del año.

¿Qué hacer para evitar que el corazón le gane a la razón en estas épocas? Estos cinco consejos de educación financiera te ayudarán a cuidar tu presupuesto y comenzar un 2022 sin problemas financieros.

Elabora un presupuesto

La regla de oro para unas finanzas personales ordenadas está en el presupuesto. Apunta por escrito cuáles son tus ingresos actuales. En este punto es importante que solo tomes en cuenta aquellos ingresos seguros, por ejemplo, tu sueldo o el decimotercer sueldo.

Pero si, por ejemplo, alguien te debe dinero, pero no sabes cuándo te va a pagar, mejor no lo tomes en cuenta como un ingreso seguro.

Al monto de ingresos debes restar tus gastos fijos; es decir, aquellos gastos que no puedes dejar de pagar, por ejemplo, el arriendo de la casa, la planilla de servicios básicos, el internet. No olvides también restar las cuotas de la tarjeta de crédito o de los préstamos que debes pagar.

El monto sobrante es aquel que tienes disponible para ahorrar y para hacer frente a los gastos variables; es decir, aquellos que no son indispensables. Estos son los recursos que puedes usar para las festividades.

Las listas, tus aliadas para establecer prioridades

En esta época seguramente comenzarás a recibir invitaciones familiares, de amistades y compañeros de trabajo para que acudas a cenas o almuerzos, para intercambios de regalos de amigo secreto y otras actividades.

Elabora una lista en orden de prioridad, estableciendo cuáles son aquellas actividades a las que no puedes faltar y a cuáles podrías excusarte.

En tu lista también puedes establecer qué actividades demandarán que incurras en gastos como: pagar cuota y llevar regalo.

También es recomendable hacer listas de las compras que harás durante esta época. Trata de respetar al máximo lo que apuntas en la lista, así evitas comprar cosas imprevistas.

Recorta los gastos hormiga

Si quieres tener más espacio en tu presupuesto para destinarlo a estas festividades, pon una lupa sobre aquellos gastos pequeñitos y recurrentes a los que no sueles prestar atención: los cafecitos que te tomas luego de salir de la oficina o esas golosinas que siempre compras cuando pasas por la tienda de la esquina. Estos pequeños gastos se conocen como gastos hormiga y pueden sumar cantidades altas si no los controlas cada mes.

Haz compras con anticipación

Comprar a última hora puede derivar en que termines gastando más de lo previsto. Comprar con anticipación te permitirá hacer un sondeo previo de precios en varios locales, comparar e incluso, aprovechar ofertas previas a la temporada de mayor demanda.

Ten cuidado con el uso de la tarjeta de crédito

Recuerda que la tarjeta de crédito no es un “dinero adicional en tu cuenta”. La tarjeta de crédito es una línea que te otorga un préstamo y por ello debes ser responsable con su uso. Al usar tu tarjeta piensa en la vida útil de las cosas: Si lo que vas a pagar con tarjeta tiene una vida útil corta, entonces usa el pago corriente; en cambio, si lo que vas a comprar tiene una vida útil larga, puedes diferirlo en cuotas.