La rentabilidad de los bancos privados: una mirada analítica

El reporte “¿Cuál es la actividad más rentable?” (noviembre, 2023) de Análisis Semanal derriba el mito de que los bancos privados son los que más utilidades generan en Ecuador. Sin embargo, este reporte encuentra que si bien no son los que más ganan, sí son los que más impuestos pagan.

Para entender más claramente este interesante hallazgo, es necesario entender el concepto de ROE, o rentabilidad sobre patrimonio. El ROE es un indicador financiero que mide la rentabilidad de una empresa en relación con los recursos propios de los accionistas. Se calcula dividiendo las ganancias netas para el patrimonio neto. Por ponerlo de otra forma, un ROE de 10% significa que un accionista está obteniendo USD 10 de utilidades por cada USD 100 de capital propio que ha invertido en su empresa.

Un ROE alto indica que la empresa es capaz de generar más ingresos con los recursos que tiene, lo que puede ser un signo de buena gestión, crecimiento y generación de empleo. Por el contrario, un ROE bajo puede indicar problemas financieros, sea por causas internas o desafíos externos.

De acuerdo con este análisis, la rentabilidad de la banca no es la más alta si se la compara con otros sectores productivos, por el contrario, está cercana al promedio nacional. De acuerdo con este análisis, el ROE de los bancos, al cierre fiscal de 2022, está “ligeramente por encima del promedio. Mientras la rentabilidad sobre el patrimonio (ROE) de la economía fue de 11,9% en 2022, la rentabilidad de la banca fue de 12,3%.”

En la lista de sectores más rentables del país, el top 5 está encabezado por los servicios administrativos y de apoyo, con el 35,3% de ROE; la explotación de minas y canteras con 24,7%; la administración pública, defensa y seguridad social registran una rentabilidad del 18,4%; telecomunicaciones con 15,7% y actividades profesionales y técnicas con 13,8%. Los bancos se encuentran en el puesto 10 con un ROE de 12,3%.

Por otro lado, si bien varios sectores ya han recuperado el ROE que tenían en la prepandemia, resulta que la banca aún no lo hace. Así, el ROE de la banca fue de 12,7% a octubre de 2023, por debajo del 13,9% que es el porcentaje con el que terminó en diciembre de 2019. Es decir, los bancos privados aún no recuperan el mismo nivel de ROE que tenían antes de la pandemia.

A diferencia de la banca, existieron otros sectores de la economía que lograron elevar su rentabilidad por encima de los niveles prepandemia: servicios administrativos en 27,2 puntos porcentuales, petróleo y minería en 18,5 puntos, administración pública y seguridad social 17 puntos, agricultura y pesca en 6,2 puntos, entre otros, de acuerdo con Análisis Semanal.

Pero, ¿son los bancos los que más ganan?

Al 2022, las 25 empresas privadas más grandes del país tuvieron una rentabilidad sobre el patrimonio que alcanzó el 17,1%, es decir, 1,5 veces superior a la de los 24 bancos privados juntos. Las siguientes 25 empresas más grandes tuvieron un ROE 1,8 veces superior a todo el sistema bancario privado. Claramente, es una falacia decir que los bancos son los que más rentabilidad generan en el país.

La rentabilidad bancaria es fundamental para la salud del sistema y la fuente del crecimiento crediticio. Las utilidades permiten que los bancos aumenten su patrimonio, lo que les permite ofrecer más créditos. Sin crecimiento patrimonial, no hay expansión crediticia, según el informe de Análisis Semanal.

Es importante recordar que la capitalización de los bancos es continua. Alrededor del 80% de las utilidades anuales se reinvierten en cada entidad, lo que permite mantener un nivel apropiado de colocación de crédito y fortalecer los niveles de provisiones de los bancos. La reinversión de utilidades, además, ayuda a realizar mejoras en innovación, digitalización, ciberseguridad y la creación de nuevos servicios y productos financieros.

Las utilidades de la banca se originan principalmente como resultado de su actividad de intermediación financiera, lo que permite que siga fluyendo el financiamiento para las familias y empresas ecuatorianas. El rol de la intermediación financiera ha tenido un crecimiento importante postpandemia. La cartera de crédito alcanzó los USD 42.129 millones a noviembre de 2023, un 9,9% más que el mismo mes de 2022. En tanto, los depósitos de la banca llegaron a los USD 44.946 millones, lo que significa un aumento anual de 6,7%.

Bancos, los que más pagan impuestos

La banca privada ecuatoriana es un sector sólido y solvente, que contribuye de manera significativa al desarrollo económico del país. Además de generar más de 20 mil plazas de empleo, las instituciones financieras privadas pagan más impuestos que cualquier otro sector de la economía.

Según el Servicio de Rentas Internas (SRI), entre enero y noviembre 2023, la recaudación llegó a USD 16.019 millones. Las actividades financieras y de seguros son la segunda actividad que más aportó a la recaudación total, con USD 2.601 (16,2%). Es decir, USD 16 de cada USD 100 que recauda el Estado provienen de las actividades financieras y seguros.

Por cada dólar de utilidades que el sistema bancario generó en 2022, paga USD 1,01 al Estado en impuestos y contribuciones. Es más, entre 2015 y 2022, la carga fiscal de los bancos privados (aportaciones y contribuciones) siempre fue mayor a sus utilidades.

“Este récord en pago de impuestos se produce a pesar de que esta actividad no es la más rentable. Hay que recordar que a la banca se le ha dedicado una variedad de impuestos y contribuciones específicas”, recordó Análisis Semanal.

En esa lista de tributos que pagan los bancos sobresalen:

  • El Impuesto a la Renta (IR)
  • El Impuesto al Valor Agregado (IVA)
  • El Impuesto a los Activos en el Exterior (exclusivo de la banca)
  • Impuestos municipales.

 

Además, Análisis Semanal señala que, a estos tributos, la banca privada pagó USD 330 millones en aportes y contribuciones a la Corporación del Seguro de Depósitos (Cosede), Superintendencia de Bancos y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) entre enero y octubre de 2023.

Importancia de la banca

La banca privada ecuatoriana es clave para el desarrollo económico del país. Los bancos privados generan empleo, financian el crecimiento de las familias y empresas, y contribuyen de manera significativa a la recaudación tributaria.

Es importante que la sociedad ecuatoriana comprenda el rol fundamental que juega la banca privada en el desarrollo económico del país. Los bancos privados son catalizadores del crecimiento y bienestar de todos los ecuatorianos.

La importancia de la rentabilidad bancaria ha sido reconocida por diversos organismos multilaterales, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En el informe «The State of Financial Regulation 2023», el Banco Mundial señala que «la rentabilidad bancaria es un indicador clave de la salud y la sostenibilidad de los sistemas financieros”. El organismo también señala que «los bancos rentables tienen más probabilidades de proporcionar crédito a las empresas y familias, lo que puede impulsar el crecimiento económico».

Mientras que el informe «Global Financial Stability Report 2023» del FMI, reconoce que «la rentabilidad bancaria es esencial para el buen funcionamiento del sistema financiero. Los bancos rentables tienen más probabilidades de cumplir con sus obligaciones financieras y de proporcionar servicios financieros de calidad a sus clientes».

Así, la rentabilidad bancaria es un indicador importante de la salud y la sostenibilidad del sistema financiero. Los bancos rentables tienen más probabilidades de proporcionar crédito a las empresas y familias, lo que impulsa el crecimiento económico.