Cinco reglas básicas para ahorradores primerizos

Enero es el mes de los nuevos comienzos. En el primer mes del año nos planteamos metas que a veces incluyen retomar cosas que dejamos a medias mientras transcurría el año anterior. 

Enero nos invita a hacer esa lista en la que nos planteamos, por ejemplo, volver a comer sano, retomar la rutina en el gimnasio o una de las más famosas: intentar ahorrar de nuevo.

¿Ya ha intentado ser una persona que ahorra y no lo ha logrado? Ahorrar es una meta importante que le permitirá mejorar su calidad de vida y no tiene por qué ser imposible. En Ecuador la mayoría de los ciudadanos no ahorra. De acuerdo con una encuesta realizada por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en mayo de 2021, seis de cada diez ecuatorianos no ahorran y tres de cada cinco no tienen una meta de ahorro. 

Si este 2022 quiere dejar de ser parte de estas estadísticas, tome en cuenta estas cinco claves básicas para todo ahorrador primerizo.

No irá a ningún lado sin una meta

Fije una meta para su ahorro. Es común fallar en el propósito de ahorrar cuando decidimos “ahorrar por ahorrar” sin ningún objetivo y sin establecer el tiempo en el que lo quiere lograr. Establezca metas de ahorro a corto plazo si es la primera vez que va a ahorrar. Por ejemplo, ahorre pequeños montos para comprar una nueva casita para su perro. Una vez que se haya habituado a cumplir las pequeñas metas podrá plantearse objetivos más a mediano y largo plazo, como reunir el dinero para ir al próximo mundial o para comprar la camioneta para su negocio.

Pasito a pasito

No sobreestime sus capacidades. Si nunca ha ahorrado y de pronto decide hacerlo comience siendo realista, es muy posible que no le resulte sencillo ahorrar grandes cantidades de dinero si nunca antes lo ha hecho.  Lo mejor es comenzar poco a poco con montos apropiados de acuerdo a sus ingresos.  

Haga un presupuesto

Registre sus ingresos y gastos por escrito mes a mes, a esto se le conoce como presupuesto. Identificar cuánto realmente ingresa a su bolsillo y cuánto y cómo gasta ese dinero es clave para saber cuánto podrá ahorrar. Identifique cuáles son sus gastos fijos y necesarios y aquellos que son superfluos y podrían recortarse. El dinero que queda luego de restar los gastos de los ingresos es aquel que podrá usar para su fondo de ahorro.

No se estrese con los porcentajes

Algunos expertos recomiendan ahorrar el 10% de los ingresos, otros sugieren el 20%. Tranquilo, el porcentaje ideal para ahorrar no existe. Incluso existen mecanismos de ahorro que no tienen que ver con un porcentaje, como por ejemplo el famoso reto de las 52 semanas (que es el número de semanas que tiene el año), que se logra ahorrando una cantidad de dinero que va en aumento cada semana. No importa la cantidad de dinero, importa que cree el hábito con constancia y compromiso.

Hágalo a su estilo, pero hágalo

Busque la forma que le resulte más práctica para ahorrar. Puede usar el clásico mecanismo de los sobres y alcancías o también puede abrir una cuenta de ahorros en un banco, distinta a la que usa para sus gastos del día a día, en donde deposite el monto destinado al ahorro. Si se considera olvidadizo, también puede contratar los servicios de ahorro programado que ofrecen los bancos para guardar automáticamente el dinero o descargar aplicaciones móviles que tienen recordatorios y otras opciones para gestionar su ahorro.

No olvide estas claves y este 2022 podrá ser un año distinto en el que cumpla sus metas, lo logrará si se compromete a respetar ese monto de ahorro, no se vale hacer trampa.

Categorías: Destacadas | Educación e Inclusión Financiera
Etiquetas:

Contenido relacionado.