Cinco reglas básicas para ahorradores primerizos

Cinco reglas básicas para ahorradores primerizos

Enero es el mes de los nuevos comienzos. En el primer mes del año nos planteamos metas que a veces incluyen retomar cosas que dejamos a medias mientras transcurría el año anterior. 

Enero nos invita a hacer esa lista en la que nos planteamos, por ejemplo, volver a comer sano, retomar la rutina en el gimnasio o una de las más famosas: intentar ahorrar de nuevo.

¿Ya ha intentado ser una persona que ahorra y no lo ha logrado? Ahorrar es una meta importante que le permitirá mejorar su calidad de vida y no tiene por qué ser imposible. En Ecuador la mayoría de los ciudadanos no ahorra. De acuerdo con una encuesta realizada por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) en mayo de 2021, seis de cada diez ecuatorianos no ahorran y tres de cada cinco no tienen una meta de ahorro. 

Si este 2022 quiere dejar de ser parte de estas estadísticas, tome en cuenta estas cinco claves básicas para todo ahorrador primerizo.

No irá a ningún lado sin una meta

Fije una meta para su ahorro. Es común fallar en el propósito de ahorrar cuando decidimos “ahorrar por ahorrar” sin ningún objetivo y sin establecer el tiempo en el que lo quiere lograr. Establezca metas de ahorro a corto plazo si es la primera vez que va a ahorrar. Por ejemplo, ahorre pequeños montos para comprar una nueva casita para su perro. Una vez que se haya habituado a cumplir las pequeñas metas podrá plantearse objetivos más a mediano y largo plazo, como reunir el dinero para ir al próximo mundial o para comprar la camioneta para su negocio.

Pasito a pasito

No sobreestime sus capacidades. Si nunca ha ahorrado y de pronto decide hacerlo comience siendo realista, es muy posible que no le resulte sencillo ahorrar grandes cantidades de dinero si nunca antes lo ha hecho.  Lo mejor es comenzar poco a poco con montos apropiados de acuerdo a sus ingresos.  

Haga un presupuesto

Registre sus ingresos y gastos por escrito mes a mes, a esto se le conoce como presupuesto. Identificar cuánto realmente ingresa a su bolsillo y cuánto y cómo gasta ese dinero es clave para saber cuánto podrá ahorrar. Identifique cuáles son sus gastos fijos y necesarios y aquellos que son superfluos y podrían recortarse. El dinero que queda luego de restar los gastos de los ingresos es aquel que podrá usar para su fondo de ahorro.

No se estrese con los porcentajes

Algunos expertos recomiendan ahorrar el 10% de los ingresos, otros sugieren el 20%. Tranquilo, el porcentaje ideal para ahorrar no existe. Incluso existen mecanismos de ahorro que no tienen que ver con un porcentaje, como por ejemplo el famoso reto de las 52 semanas (que es el número de semanas que tiene el año), que se logra ahorrando una cantidad de dinero que va en aumento cada semana. No importa la cantidad de dinero, importa que cree el hábito con constancia y compromiso.

Hágalo a su estilo, pero hágalo

Busque la forma que le resulte más práctica para ahorrar. Puede usar el clásico mecanismo de los sobres y alcancías o también puede abrir una cuenta de ahorros en un banco, distinta a la que usa para sus gastos del día a día, en donde deposite el monto destinado al ahorro. Si se considera olvidadizo, también puede contratar los servicios de ahorro programado que ofrecen los bancos para guardar automáticamente el dinero o descargar aplicaciones móviles que tienen recordatorios y otras opciones para gestionar su ahorro.

No olvide estas claves y este 2022 podrá ser un año distinto en el que cumpla sus metas, lo logrará si se compromete a respetar ese monto de ahorro, no se vale hacer trampa.

Los 10 mandamientos de la ciberseguridad no olvidarás

Los 10 mandamientos de la ciberseguridad no olvidarás

Gracias a la tecnología es cada día más fácil acceder y controlar nuestras cuentas bancarias con un par de clics.  Y, como ocurre en todo el mundo, delincuentes cibernéticos se esfuerzan cada vez más para buscar mecanismos y robar nuestra información personal y luego, nuestro dinero.

En un mundo cada vez más digital, no podemos estar desprevenidos. Según la firma de seguridad Kaspersky, en los primeros ocho meses de este año, los ciberataques aumentaron un 24% en América Latina.

¿Qué hacer ante este peligro? Tranquilo, no estamos solos, tenemos una aliada de nuestro lado: “la ciberseguridad”, que consiste en una serie de normas y principios que debemos seguir para no ser víctimas de los delitos informáticos.

Aquí te compartimos los 10 mandamientos de la ciberseguridad que no debes olvidar:

1 No facilitarás tus contraseñas

2 No darás tus datos personales (Si no tienes total seguridad de quien los va a recibir)

3 Usarás siempre conexiones seguras

4 Tendrás siempre actualizado el antivirus, sistema operativo y el navegador

5 Evitarás las redes de conexión públicas para hacer compras o facilitar datos personales

6 Emplearás siempre métodos seguros de pago

7 No instalarás programas que no procedan de una fuente fiable

8 No abrirás correos ni mensajes que parezcan sospechosos

9 Desconfiarás de los anuncios con precios exageradamente bajos

10 Ante cualquier duda te comunicarás con tu banco

Fuente: https://www.consumoresponde.es/art%C3%ADculos/recomendaciones_sobre_la_utilizacion_de_internet

¡Cuidado con los sacapintas! Sigue esta guía básica

¡Cuidado con los sacapintas! Sigue esta guía básica

Este delito no es exclusivo del territorio ecuatoriano. En Perú, a quienes lo comenten se los conoce como “marcas”; en Colombia, como “fleteros” y en Ecuador los conocemos como “sacapintas”.

Más allá del nombre con el que los identifiquemos, estos delincuentes actúan bajo una modalidad que ya conocemos: identifican a víctimas que acostumbran a manejar altas cantidades de efectivo para hacer transacciones o pagos, estudian y siguen sus movimientos hasta robarles el dinero. Los delincuentes atacan por lo general cuando las víctimas están fuera de las entidades financieras.

Uno de los factores que hace más propensos a los ecuatorianos a ser víctimas de este delito es que — pese a la disponibilidad de medios para transacciones electrónicas en la banca privada— todavía existe una alta predilección por el uso de efectivo.

En Ecuador, cerca del 90% de los servicios bancarios más usados están disponibles en canales digitales, que son más ágiles y seguros.

Es un hecho que durante la pandemia las transacciones digitales se incrementaron, según los últimos datos recopilados por Asobanca en 2020 las transacciones bancarias en banca digital crecieron 32% con relación al año 2019; sin embargo, muchos ecuatorianos todavía prefieren usar efectivo, pese a los riesgos.

Estos consejos le ayudarán a protegerse de los sacapintas:

1. Evite mantener rutinas repetitivas cuando maneja efectivo. Los delincuentes suelen hacer trabajos de inteligencia para identificar cuando una persona repite constantemente el mismo hábito. Evite, por ejemplo, ir a depositar o retirar dinero el mismo día, en la misma agencia.

2. Use preferentemente los canales electrónicos de su banco, le tomará pocos minutos hacer una transacción y evitará hacer filas o exponerse con altas cantidades de efectivo en la calle. Las entidades bancarias ofrecen a sus clientes herramientas muy útiles como banca virtual, aplicativos para celular, billeteras móviles, servicios a través de SMS, chatbots, entre otros.

3. Utilice medios diferentes al efectivo cuando tenga que hacer pagos, sobre todo en épocas como diciembre, cuando se hacen compras navideñas. Recuerde que la tarjeta de débito es mucho más segura para hacer compras, y en esencia, usar este plástico es básicamente igual usar el efectivo. En el país cada vez hay más locales que aceptan tarjetas de débito.

4. Si no existe otra alternativa y requiere usar altas cantidades de efectivo en sus transacciones, no olvide que los bancos ofrecen el servicio de transporte de valores. Contacte a su banco con anticipación para conocer cómo funciona la contratación de este servicio.

5. No olvide que la Policía Nacional también ofrece el servicio de custodia durante el traslado de valores a entidades financieras. Se trata de un servicio gratuito al que puede acceder cualquier ciudadano haciendo una solicitud a esta entidad.

¡La Novena Edición del Club de Banca está en marcha!

¡La Novena Edición del Club de Banca está en marcha!

La Asociación de Bancos Privados (Asobanca) trabaja cada día para conectar a la banca con todos. Y en este camino, uno de los pasos más importantes que ha dado Asobanca ha sido conectarse con los jóvenes universitarios del país a través del Club de Banca, que nació en el año 2017.

El pasado 23 de septiembre de 2021 el Club de Banca arrancó con su novena edición, en la que están participando 189 estudiantes de 6 universidades de Quito, Guayaquil y Riobamba. El programa consta de seis sesiones que se extenderán hasta el próximo 19 de noviembre de 2021.

¿Qué hacemos en este club?

Esta es una iniciativa que busca aportar en la formación académica de los estudiantes de Economía a través de enseñanzas teóricas y prácticas del sector bancario y financiero. A lo largo de cinco años, desde que comenzó este programa, el Club de Banca ha llegado a más de 600 estudiantes con charlas y conferencias magistrales en las que se abordan a profundidad temas económicos y financieros, con un enfoque coyuntural, pero también, didáctico y técnico.

Además, quienes forman parte del Club de Banca tienen la oportunidad de aprender sobre el sector bancario con herramientas dinámicas, como DataLab, que es un instrumento de inteligencia financiera de Asobanca, que proporciona información y data técnica del sector.

El Club de Banca es una excelente oportunidad para que los estudiantes desarrollen o potencien sus habilidades de liderazgo y competitividad, a través de los concursos que se promueven durante las jornadas.

¿Cómo se siente ser parte del Club?

Ismael Gálvez, alumno de la Universidad San Francisco de Quito, señala que lo que más valora es tener un espacio para compartir conocimientos con otros líderes universitarios, interesados en el campo de las finanzas. «He tenido el placer de conocer a algunos de los líderes de otras universidades y ha sido muy gratificante compartir ideas y proyectos futuros con ellos. Lo que más destaco es la dedicación de todas las universidades y del equipo de Asobanca en cada sesión», dijo.

Viviana Borja, docente de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol), comenta que participar en este tipo de actividades resulta importante para los estudiantes porque les permite complementar la formación académica de la universidad y estar en sintonía con temas de ámbitos valiosos de la economía de un país como, lo es el sistema financiero.

¿Quiénes están en este Club?

En Asobanca estamos muy contentos de contar con un grupo de estudiantes que destacan y demuestran su entusiasmo por aprender en cada sesión. Aquí te presentamos a nuestros miembros:

Escuela Superior Politécnica de Chimborazo (ESPOCH)

Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol)

Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE)

Universidad de Especialidades Espíritu Santos (UESS)

Universidad de las Américas (UDLA)

Universidad San Francisco de Quito (USFQ)

Cinco consejos para cuidar tu presupuesto en la víspera de Navidad y de Fin de Año

Cinco consejos para cuidar tu presupuesto en la víspera de Navidad y de Fin de Año

En un abrir y cerrar de ojos ha llegado el último trimestre del año 2021. Es octubre y ya comenzamos a pensar en las fiestas de Navidad y Fin de Año; en las reuniones familiares y las cenas en una gran mesa con los seres amados; en los regalos y en las metas personales a cumplir para el nuevo año…

Sí, esta época del año es importante por el fuerte significado emotivo y familiar que le atribuimos, pero es precisamente por eso solemos descuidar y descuadrar las cuentas de nuestros presupuestos en estos tres últimos meses del año.

¿Qué hacer para evitar que el corazón le gane a la razón en estas épocas? Estos cinco consejos de educación financiera te ayudarán a cuidar tu presupuesto y comenzar un 2022 sin problemas financieros.

Elabora un presupuesto

La regla de oro para unas finanzas personales ordenadas está en el presupuesto. Apunta por escrito cuáles son tus ingresos actuales. En este punto es importante que solo tomes en cuenta aquellos ingresos seguros, por ejemplo, tu sueldo o el decimotercer sueldo.

Pero si, por ejemplo, alguien te debe dinero, pero no sabes cuándo te va a pagar, mejor no lo tomes en cuenta como un ingreso seguro.

Al monto de ingresos debes restar tus gastos fijos; es decir, aquellos gastos que no puedes dejar de pagar, por ejemplo, el arriendo de la casa, la planilla de servicios básicos, el internet. No olvides también restar las cuotas de la tarjeta de crédito o de los préstamos que debes pagar.

El monto sobrante es aquel que tienes disponible para ahorrar y para hacer frente a los gastos variables; es decir, aquellos que no son indispensables. Estos son los recursos que puedes usar para las festividades.

Las listas, tus aliadas para establecer prioridades

En esta época seguramente comenzarás a recibir invitaciones familiares, de amistades y compañeros de trabajo para que acudas a cenas o almuerzos, para intercambios de regalos de amigo secreto y otras actividades.

Elabora una lista en orden de prioridad, estableciendo cuáles son aquellas actividades a las que no puedes faltar y a cuáles podrías excusarte.

En tu lista también puedes establecer qué actividades demandarán que incurras en gastos como: pagar cuota y llevar regalo.

También es recomendable hacer listas de las compras que harás durante esta época. Trata de respetar al máximo lo que apuntas en la lista, así evitas comprar cosas imprevistas.

Recorta los gastos hormiga

Si quieres tener más espacio en tu presupuesto para destinarlo a estas festividades, pon una lupa sobre aquellos gastos pequeñitos y recurrentes a los que no sueles prestar atención: los cafecitos que te tomas luego de salir de la oficina o esas golosinas que siempre compras cuando pasas por la tienda de la esquina. Estos pequeños gastos se conocen como gastos hormiga y pueden sumar cantidades altas si no los controlas cada mes.

Haz compras con anticipación

Comprar a última hora puede derivar en que termines gastando más de lo previsto. Comprar con anticipación te permitirá hacer un sondeo previo de precios en varios locales, comparar e incluso, aprovechar ofertas previas a la temporada de mayor demanda.

Ten cuidado con el uso de la tarjeta de crédito

Recuerda que la tarjeta de crédito no es un “dinero adicional en tu cuenta”. La tarjeta de crédito es una línea que te otorga un préstamo y por ello debes ser responsable con su uso. Al usar tu tarjeta piensa en la vida útil de las cosas: Si lo que vas a pagar con tarjeta tiene una vida útil corta, entonces usa el pago corriente; en cambio, si lo que vas a comprar tiene una vida útil larga, puedes diferirlo en cuotas.

¡Siete formas para comenzar a ahorrar ya!

¡Siete formas para comenzar a ahorrar ya!

Un relato de la Biblia cuenta en Génesis cómo el patriarca José gestionó en Egipto el ahorro de provisiones para que el pueblo pudiera hacer frente a una gran hambruna futura. El relato dice que un faraón tuvo un sueño en el que veía vacas flacas comerse a un grupo de vacas gordas y José interpretó que eso era un anuncio de épocas de escasez. De ahí viene el lema que invita a ahorrar para la época de “vacas flacas”.

Lamentablemente, no es común que a la gente se le revele en sueños cuando llegarán las vacas flacas; por ende, quienes ahorran lo hacen porque han cultivado un hábito de previsión, aunque no siempre se ahorra para eventos inesperados, también se ahorra para cumplir metas.  Cualquiera que fuera el caso, ahorrar siempre es una buena idea.

Los depósitos en la banca privada ayudan a ver cómo va el comportamiento de ahorro entre los ecuatorianos, y también reflejan la confianza que generan estas entidades. De acuerdo con los últimos datos de la Superintendencia de Bancos, a junio de 2021 los depósitos en la banca se ubicaron en USD 37.988 millones, es decir, crecieron de 13,3% con respecto al mismo mes del año anterior. El 64% de ese monto corresponde a depósitos de ahorro y a plazo.

Aunque el escenario de incertidumbre que configuró la pandemia pudo despertar conciencias e impulsar a muchos a ahorrar, el país y la región todavía enfrentan desafíos para que la cultura de ahorro se vuelva un hábito arraigado y no sea una decisión del momento.

Verónica Frisancho, economista e investigadora del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) menciona varias razones que podrían explicar por qué en América Latina ahorramos menos que en otros países. Entre las posibles causas menciona la baja alfabetización financiera, la falta de confianza en el sistema financiero; e incluso esboza que esto podría tener que ver con factores genéticos y hasta el uso del lenguaje.

Si está decidido a ahorrar, estas sugerencias le servirán:

Modelo 50-30-20

Este es uno de los métodos más conocidos y recomendados por los expertos en finanzas personales, pero requiere constancia y autoevaluación.

Si desea aplicarlo, el primer paso es hacer un presupuesto de ingresos y gastos. Anote sus ingresos y luego proceda a identificar sus gastos, es decir, separe los gastos fijos de los gastos variables o prescindibles.

El modelo indica que debe destinar máximo el 50% de los ingresos a los gastos fijos; es decir, a aquellas necesidades que no puede dejar de pagar, como el arriendo, el agua o la luz.

En tanto, el 30% de sus ingresos puede destinarlo a los gastos variables; es decir, a aquellas cosas que pueden calificarse como “gustos” o deseos. El 20% restante debe destinarlo al ahorro.

Si al hacer su presupuesto identifica que hay gastos que están excediendo estos porcentajes, busque espacios para optimizar el gasto, sobre todo los del rubro variable.

Principio Pareto o Ley 80-20

El principio de Pareto fue descrito por el economista Vilfredo Pareto en 1906. Este establece que el 20% del esfuerzo destinado a una tarea genera un 80% de los resultados. En finanzas personales, el principio ayuda a quienes tienen problemas identificando los tipos de gastos y quizás batallan al aplicar el método 50-30-20. Con el principio Pareto, la persona puede destinar el 80% de sus ingresos a cualquier gasto, solo debe recordar que un 20% de sus ingresos lo debe ahorrar.

Reto de 52 semanas

Este mecanismo le ayudará a ahorrar USD 1.378 en un año. Se conoce como el “reto de las 52 semanas” porque es el número de semanas que tiene un año. Puede empezar en cualquier fecha, pero recuerde, debe hacerlo durante las 52 semanas.

Comenzará este reto guardando USD 1 en la primera semana; en la semana 2 ahorrará USD 2; en la semana 3 tendrá que ahorrar USD 3, y así sucesivamente hasta la última semana, en la que tendrá que guardar USD 52. 

Método Kakebo

Es un método que tiene como objetivo llevar un registro de los gastos fijos y el control de las variables. La idea es anotar cada uno de sus gastos de forma minuciosa, para así fijar metas y lograr ahorrar dinero hasta en un 35%. Requiere disciplina para anotar hasta el más mínimo detalle de los gastos, además, conciencia para darnos cuenta en dónde es que se esconde el dinero o en dónde estamos gastando de más.

Ahorro programado

Recuerde que tener el dinero en la misma cuenta que usa en su día a día puede ser una tentación para gastar el dinero que quería ahorrar.

Una alternativa para usted es el servicio de ahorro programado que ofrecen los bancos del país, así el ente debitará cada mes el monto que usted decida y lo guardará por el tiempo que usted autorice.

Al optar por este mecanismo ganará una tasa de interés, de acuerdo al banco, e incluso puede acceder a premios que suelen ofrecer algunas entidades a manera de incentivo para sus clientes. En los portales web de los bancos encontrará simuladores para que comience a familiarizarse con la dinámica.

Los clásicos sobres

Este método es más útil para quienes están acostumbrados a manejar dinero en efectivo. Consiste en reunir todo el dinero de los ingresos y hacer un presupuesto de los gastos que se tendrán ese mes. Una vez que tenga claro cuánto debe gastar en cada rubro, busque varios sobres y marque cada uno con el gasto destinado a esa necesidad y meta el dinero en cada sobre. De esta manera sabrá cuánto dinero “sobra” fuera de los sobres, y con él que puede comenzar a ahorrar.

El Método Harv Eker

Este mecanismo fue ideado por Harv Eker en su libro ‘Los secretos de la mente millonaria’, en donde propone un sistema de racionalización del gasto con base en porcentajes prefijados de antemano:

  • Para los gastos imprescindibles, como la luz o la comida: 55%
  • Ahorro: 10%
  • Formación continua: 10%
  • Inversiones a largo plazo: 10%
  • Consumo y ocio: 10%
  • Donativos: 5%

No existe una receta perfecta para el ahorro, pues cada persona enfrenta desafíos propios a los que debe hacer frente con sus ingresos y no hay manera de adivinar cuando vendrán los imprevistos. Sin embargo, recuerde que cualquier método de ahorro puede ser eficaz si se compromete a realizarlo con constancia y compromiso.