El desempeño de los bancos contribuye a la reactivación económica
Por: David Granizo
Departamento Económico Asobanca

El desempeño económico del Ecuador para 2021 será mejor de lo esperado. La última previsión de crecimiento presentada por el Banco Central del Ecuador (BCE) en noviembre 2021 es de 3,5%. Es decir, 0,5 puntos porcentuales mejor que la estimación de agosto (3%). Esta mejora en la previsión de crecimiento está apalancada en cuatro factores: el plan de vacunación; el aumento del crédito del sistema financiero nacional; el buen desempeño de las exportaciones y; el aumento del flujo de remesas. Dentro de estos factores, las entidades bancarias han tenido un rol fundamental durante la pandemia y, en la etapa de recuperación, han sido un importante aliado para los depositantes, canalizado cada vez más créditos conforme se ha reactivado la demanda en el país.

En medio de la crisis sin precedentes que afrontó el país, el sistema bancario ecuatoriano demostró ser un importante aliado para la reactivación económica. El rol que cumplen los bancos de recibir recursos en forma de depósitos de personas, hogares o empresas se fundamenta en la confianza y las entidades bancarias han demostrado su manejo técnico al salvaguardar adecuadamente los depósitos de sus clientes. A su vez, los bancos destinan estos recursos a través de créditos que dinamizan la economía y permiten cubrir necesidades de financiamiento en el país. Este rol de intermediación financiera lo realizan con una adecuada administración del riesgo, manteniendo, aún en la crisis más profunda del país, buen desempeño en los indicadores de solidez, liquidez y solvencia. En 2021, el comportamiento de los depósitos fue favorable al mantener una tendencia positiva en el crecimiento anual durante todos los meses. Según la Superintendencia de Bancos a noviembre 2021, los depósitos suman USD 39.654 millones, cifra que es 11,2% más alta que el mismo mes de 2020 (USD 4.001 millones) y 23,2% superior a 2019 (USD 7.477 millones). El Gráfico 1 muestra la composición de los depósitos: los de plazo sumaron USD 14.857 millones (37,5% del total), con un crecimiento de 11% con noviembre de 2020 (USD 1.474 millones); seguido por los depósitos monetarios que fueron de USD 12.668 millones (31,9% del total), valor 12,6% mayor (USD 1.416 millones). Luego se encuentran los depósitos de ahorro con un valor de USD 10.236 millones (25,8% del total), el cual es 12% mayor (USD 1.097 millones). Por último, otros depósitos representan USD 1.893 millones (4,8% del total), con una variación anual positiva de 0,7%.

Los depósitos en los bancos se incrementaron por mayor dinamismo de los depósitos monetarios y de ahorros; así como el constante crecimiento de los de plazo. Este desempeño muestra que la confianza en los bancos se mantiene gracias a la administración que demuestra en sus recursos, principalmente durante estos años difíciles.

EVOLUCIÓN DE LOS DEPÓSITOS

Respecto a la cartera de crédito, los últimos datos muestran que asciende a USD 33.083 millones en noviembre 2021, esto representa un crecimiento de 13,4% (USD 3.899 millones) con relación al mismo mes del año anterior y de 11,8% (USD 3.493 millones) frente a 2019. Este desempeño demuestra el acompañamiento de la banca ecuatoriana en la reactivación económica del país otorgando más créditos para cumplir con la demanda e impulsando el desarrollo económico de diversos sectores, especialmente productivos. El 61% (USD 20.132 millones) de los saldos de crédito entregados a noviembre 2021 se destinan para los sectores productivos del país, que incluyen microempresas, empresas, comercios y corporaciones. Mientras que el restante 39% (12.951 millones) es para el consumo de las familias ecuatorianas. El Gráfico 2 muestra que el saldo de la cartera del segmento productivo fue de USD 15.289 millones, cifra que es 17,6% mayor que el mismo mes del 2020 (USD 2.292 millones); le sigue el de consumo con USD 12.951 millones, y con un crecimiento de 9,4% (USD 1.117 millones); después está el de microcrédito con USD 2.547 millones, lo que significa un aumento de 26,6% (USD 536 millones). El segmento de microcrédito es el de mayor crecimiento. Este resultado se debe al apoyo a un sector que fue afectado por la pandemia, así como el constante impulso a las iniciativas de bancarización de las mujeres, favoreciendo a su inclusión financiera y a la reducción de la brecha de género en nuestra sociedad. En la cartera de microcrédito de los bancos privados, que representan más de las tres cuartas partes del total, las mujeres conforman más del 50% de sus clientes.

EVOLUCIÓN DEL CRÉDITO

Por otro lado, la información del Banco Central muestra que los bancos entregaron USD 20.785 millones en nuevos créditos entre enero a octubre de 2021, valor 9% mayor (USD 1.720) que en el mismo periodo de 2020, además representa el 73,5% del total del sistema financiero privado (USD 28.288 millones). Mientras que el número de operaciones fue de 5,8 millones, lo que significa un aumento de 14% (705 mil operaciones) que de enero a octubre 2020. El monto otorgado se divide en USD 14.487 millones (70%) a los segmentos productivos y USD 6.298 (30%) millones al segmento de consumo. Cabe indicar, que los nuevos créditos del microcrédito crecen en 62,4% anual (USD 653 millones adicionales). Las actividades de administrar depósitos y canalizar créditos estuvieron acompañadas con servicios que permitieron que no se interrumpan las transferencias bancarias. Es así como la banca ecuatoriana profundizó en el país otros medios de transacciones que ya venían desarrollando debido a la mejora continua de procesos para el beneficio de sus clientes. Estos servicios ofrecidos buscan optimizar la gestión de riesgo de los créditos; además de brindar alivio cercano a las empresas y hogares.

SERVICIOS FINANCIEROS DE LA BANCA EN 2021

El uso de tarjeta de débito también aumentó; las transacciones fueron de 6,4 millones a abril 2021, lo que representa un aumento de 133% (3,7 millones de transacciones) con respecto al mismo mes de 2020. Mientras que las realizadas con tarjeta de crédito se redujeron, estas fueron 15,3 millones a marzo de 2021, valor 7,7% menor (1,3 millones de transacciones) que la de marzo 2020. Sin embargo, el 14% de las transacciones con tarjeta de crédito se realizaron por internet, lo que muestra un crecimiento anual de 29% en el uso de la tarjeta por este medio. Actualmente, alrededor del 90% de los servicios bancarios están disponibles en canales digitales, hay bancos que incluso llegan al 99% de sus servicios. Los botones digitales de pago (cobro virtual en páginas web o aplicaciones) crecieron 3.000% entre marzo de 2020 a agosto 2021 (15 meses), pasando de 210 a 6.938, según la Superintendencia de Bancos. Estas nuevas tecnologías han sido beneficiosas porque han permitido mejorar la oferta de servicios financieros y disminuir los costos de operación. Según datos del INEC a diciembre 2020, el 70,7% de personas de 5 años o más usaron internet en los últimos 12 meses y el 53,2% de los hogares tienen acceso a internet. Sin embargo, aún existe un segmento de la población que no utiliza estos medios, por lo que otra alternativa de servicio ofrecido por los bancos a sus clientes, son los corresponsales no bancarios (CNB) (empresas que colaboran con instituciones financieras para que puedan prestar sus servicios). En Ecuador se registraron 35.973 CNB en abril 2021, lo que es 27% (7.653) más que en abril 2020 y 37% (9.720) más que en 2019. Los bancos han aportado de diversas maneras en la reactivación económica del país, puesto que su administración preventiva y proactiva del riesgo permitió buenos resultados en sus indicadores financieros, defendiendo la estabilidad financiera. Es así como la banca privada seguirá cumpliendo con los estándares de gestión y crecimiento de cartera, siempre precautelando el servicio a sus clientes y manteniendo la confianza de estos. 

Categorías: Análisis Económico y Legal | Destacadas
Etiquetas:

Contenido relacionado.