La inclusión financiera genera un ganar-ganar

prensa

La inclusión financiera genera un ganar-ganar

Prensa > Noticias > La inclusión financiera genera un ganar-ganar

 

Daniela Ordóñez tiene una cuenta de ahorros desde hace 10 años, cuando empezó a trabajar en una guardería de Cuenca. Esta madre de dos niñas de 8 y 2 años siente que al tener una cuenta bancaria sus ahorros están seguros; además siente que tiene mejores posibilidades de acceder a créditos en el banco.

Esta mujer de 33 años utiliza su cuenta bancaria para mantener un fondo que se destina para alimentos y educación principalmente. En la cuenta de ahorros deposita el sueldo que recibe en una empresa que distribuye materiales de construcción. Ordóñez además vende ropa por su cuenta y parte de esos ingresos también van a su libreta de ahorros. Ella es parte de la población que accede a productos y servicios de la banca, o lo que se llama inclusión financiera.

En Ecuador, según datos del Banco Central, el 52% de la población tiene una cuenta de ahorro en una institución financiera. Pero, en promedio, entre un 20% y 25% de ese grupo no accede a otro tipo de servicios, como créditos, tarjetas bancarias, entre otros.

Expertos en educación financiera señalan que la inclusión financiera contribuye en los hogares a reducir la vulnerabilidad ante situaciones imprevistas o adversas. Además evita que las personas acudan a estrategias que deterioran aún más la calidad de vida, como los prestamistas informales o chulqueros.

Para Cristóbal Neira el acceso a servicios y productos financieros representa una oportunidad para gestionar sus ingresos y los de su familia. Este economista abrió hace cinco años una cuenta bancaria para sus dos hijos de 15 y 10 años con un objetivo: ahorrar para su educación y enseñarles el valor del dinero bien administrado.

Neira está satisfecho con su decisión porque sus hijos ya entienden con claridad lo que significa un crédito o una cuenta de ahorros. “Al estar dentro del sistema financiero se abren oportunidades”, dice.

¿Por qué es importante la inclusión financiera? La banca ecuatoriana indica que una mayor inclusión financiera está relacionada con la disminución de la pobreza, así como con la reducción de las desigualdades.
Gracias a la inclusión financiera las personas empiezan a manejar su dinero y esto genera ahorro lo cual se convierte en un círculo positivo porque después del ahorro viene la inversión, el aumento de productividad y de empleo.

Además se dinamizan las actividades de las pequeñas economías, genera capacidades para aprovechar los recursos, eleva los niveles de ingresos y facilita el manejo de crisis, como emergencias médicas, muertes, robos o desastres naturales.

El sector bancario añade que el acceso a servicios financieros formales facilita la vida cotidiana de las familias, y contribuye a su bienestar general.  Una persona financieramente capaz es aquella que puede utilizar los productos y servicios financieros de una manera responsable y efectiva por ello es vital que los productos sean diseñados pensando en las necesidades de las clientes, y en las barreras que enfrentan, y que sean proporcionados de manera responsable y sostenible.

El país también se beneficia, según la banca ecuatoriana. La inclusión financiera permite una mayor generación de ahorro interno lo que da paso a un ciclo productivo mucho más amplio en toda la base de la pirámide y adicionalmente previene el gasto.

El sector bancario menciona que existen estudios que reafirman que cuando una persona tiene el dinero en el bolsillo es más fácil gastarlo de manera improductiva que cuando lo tienes en una entidad financiera. “El ahorro impulsa la economía de un país, genera producción y empleo, es por eso que todos los países miden la inclusión financiera, miden el total de ahorro y crédito contra el producto interno bruto, para tener el ahorro nacional y no depender del ahorro externo que normalmente se llama deuda externa”.

Las autoridades también destacan la importancia de la inclusión financiera. La Superintendencia de Bancos señala que la bancarización de la población contribuye al desarrollo económico de los países, por medio de la asignación de recursos. Y los servicios financieros mejoran las oportunidades de las personas.

Para Sonia Zurita, docente de la Espae, la inclusión financiera abre puertas, permite que la economía se formalice y se dinamice, “lo que permite mejores controles por parte de las autoridades”.

Compartir

Otras noticias