Cómo comienza el 2017 en el aspecto económico

prensa

Cómo comienza el 2017 en el aspecto económico

Prensa > Agenda de Medios > Cómo comienza el 2017 en el aspecto económico

Entrevista Ec. Julio José Prado

Presidente Ejecutivo de Asobanca

Radio Visión-Buenos Días con Diego Oquendo

Recesión en economía dolarizada

 

  • Las cifras descritas por Carlos De la Torre, son correctas, hay que matizarlas para entender lo que estaba pasando el año anterior y compararlas con esto.
  • Desde el punto de vista económico y del sistema bancario, el segundo semestre del año 2016, es menos malo que la primera parte.
  • Cuando iniciaba mis funciones en la Asociación de Bancos, hace un año, la situación era realmente preocupante porque veníamos de un decrecimiento anualizado del 2015 de los depósitos de -12.5%. Esto significa que en el año 2015 se habían reducido los depósitos en $3.200 millones.
  • Si es que eso se repetía en el año 2016, la situación hubiera sido muy compleja para poder aguantar los embates del entorno económico. Ventajosamente esto no se dio por algunos motivos entre algunos de ellos, porque los bancos lograron ajustar el tamaño de sus activos y pasivos, deudas, ingreso, inversiones de una forma controlada para no generar desestabilización en el sistema bancario.
  • En el primer semestre del año pasado comenzamos a ver una ligera recuperación de depósitos, la que iba creciendo pero aún teníamos caídas de depósitos. Después, a partir de los meses de mayo y junio en adelante, ya vemos una recuperación constante y consistente de los depósitos. Hoy por hoy, nos pone en un nivel de recuperación casi total de lo que había en relación a la disminución de sido en el 2015.
  • Hay bastante liquidez, de hecho aún no tenemos cerrados los datos pero en datos preliminares podemos ver que en el mes de diciembre ha habido muchos depósitos, lo cual es atípico por que en diciembre, la gente sabe sacar el dinero de los bancos y lo que hace es consumir.
  • Estamos viviendo los coletazos de lo que yo llamo todavía una recesión económica, en donde las personas en un entorno complejo todavía se muestran cautas de consumir y las empresas se muestran cautas en invertir.
  • Como ha habido una inyección importante por parte del Gobierno en los últimos dos o tres meses, esa liquidez en un entorno de recuperación debería ir a producción y a consumo. Lo que hemos visto es que se ha ido en parte pero no suficientemente, más bien gran parte de ese dinero ha regresado a las cuentas de los bancos y está depositado.
  • Esto no es una mala noticia, pero también lo bueno es que las personas estén con ganas de invertir, de pedir créditos, de consumir, porque esa es la real reactivación productiva.
  • En el Boletín Macroeconómico de la Asociación sacamos información de cómo están las ventas de varios sectores. De enero a noviembre de 2015 comparado con enero a noviembre de 2016 vemos que las ventas de vehículos livianos, se ha vendido un -22% con respecto al año pasado. En la venta de camiones vemos que se han vendido en -49% que el año anterior. En impuesto a la Renta cae en -20%; el IVA cae en -10% y la recaudación total ha caído en -11%.
  • En términos generales si bien se nota que la economía está menos mal que a inicio de año, en la parte micro, en la parte de confianza empresarial no vemos que aún se pueda cantar victoria.

 

Sobre los pronósticos de decrecimiento y crecimiento

 

  • La premisa es no dudar de las cifras de las entidades técnicas como el BCE o el INEC, salvo que haya un problema metodológico o que sea evidentemente manipulado.
  • Sin pensar que puede haber una manipulación, efectivamente lo que pasa en el Ecuador, es que hay muchísima incertidumbre, política, económica y muchas variables de sopesar. Por ejemplo las estimaciones entre el año pasado y este entre la CEPAL, el BM y el FMI, ninguno estaba cerca. El FMI le puso -4.5%; la CEPAL le puso -1%, después le cambio a -1.5%; el BM le mantuvo en una cifra cercana al -2.5%; mientras que el BCE mantuvo una proyección positiva.
  • El FMI se equivocó en la cifra y el BCE también se equivocó.
  • La economía no es una ciencia exacta y las proyecciones económicas no son exactas así queramos queramos los economistas hacerlo pasar así. Hay muchas variables que debemos ponderar.
  • Con respecto al próximo año, los organismos internacionales están bastantes divididos de lo que puede pasar el próximo año en el Ecuador. El FMI proyectaba que íbamos a tener decrecimiento económico durante varios años, lo cual yo creo que es totalmente exagerado.
  • Hay que ser muy prudentes. Nosotros en los Bancos y en las empresas que hemos conversado se está proyectando un crecimiento para el año 2017, cercano a 0%. Es decir creemos que va a estar el crecimiento económico entre un -0.5% y el 0.5%.
  • Esto va a ir cambiando en función de quien gane las elecciones. Definitivamente dependiendo de los conceptos económicos, políticos, sociales, la tendencia económica que tenga, eso va a implicar que haya una recesión o que exista un camino de recuperación más lenta.
  • Los ajustes pueden ser más rápidos en el 2017 o más paulatinos dependiendo del componente político.

 

Causas de la recesión económica

  • Las causas del "shock" económico son: la caída del precio del petróleo y la depreciación del dólar. La diferencia está en cómo le pega esto a un país que estaba o no preparado por su modelo económico y las reservas que guardo para enfrentar este período. Esta etapa que pudo haber durado de seis meses a un año se convirtió en una recesión que termina durando más de dos años, incluso podría durar tres.
  • Cuando hablamos del "shock" petrolero, definitivamente no hay manera de anticiparse a una caída tan fuerte del precio del barril. Ahora, ¿se podía uno preparar para eso? yo no soy un experto en el sector petrolero, pero se podía haber tomado por ejemplo un seguro petrolero, si se hubiera hecho, no habríamos sufrido tanto.
  • No estábamos preparados en términos de reserva internacional. Por ejemplo en el año 2008, la reserva internacional con respecto al PIB, era alrededor del 10% del PIB. Era una buena reserva que estaba compuesta por buena parte de los fondos petroleros y demás, los cuales permitieron que el Gobierno los ponga a disposición y haga política anti cíclica en algún momento en el cual la economía se estaba cayendo en 2008 por la crisis de Estados Unidos. Ahora nos cayó la crisis del año 2014 y 2015 y esas mismas reservas que estaban en 2008 en 10% del PIB, estaban en 3,5% del PIB. Es decir, teníamos mucho menos campo de acción para reaccionar en una economía complicada.
  • En el tema de competitividad hay un tema grave que no se ha solucionado lastimosamente. En los últimos años, hemos cambiado la composición de quién invierte en la economía. En años precedentes al Gobierno actual, pongamos el año 2004-2005 la proporción de inversión privada representaba el 80% del total de inversión en el país y lo público representaba el 20%. Lo que pasó hasta el año 2014-2015, es que se revirtió esta tendencia, entonces tuvimos una inversión privada que representó el 40 o 42% del total, mientras que el resto representó lo público. La inversión pública creció entre el año 2006 al año 2014, en un 600%, lo cual está muy bien. Ahí están las carreteras, la educación, etc. La inversión privada creció en 60% en ese mismo período. Sin saber mucho más de lo que hay atrás de todo esto, como académico antes de entrar a la Asociación de Bancos, decía que esa situación era insostenible porque no se puede mantener una economía solamente basada en un fuerte gasto público sin una contra parte del gasto e inversión privada. Vemos ahora que la economía se cae y cuando la economía se cae, no hay suficiente dinero para reaccionar por parte del Gobierno y no hay sector privado que reaccione. Por eso es que estamos viendo una escasa re activación, una escasa demanda de créditos que es lo que estamos sintiendo en el sector bancario.

¿Será el 2017 un año de estancamiento económico?

  • Yo creo que el 2017 tal como le había dicho yo con algunas cifras, va a ser un año todavía complicado. La re activación productiva y la confianza que logre generar la política económica y monetaria es determinante en las personas para que puedan reactivar su demanda de créditos, para que puedan volver a invertir, para que puedan volver a consumir. Lastimosamente, si bien hay una recuperación importante de la liquidez, el lado de la demanda de crédito viene creciendo más lento de lo que esperamos porque las empresas y los ciudadanos no quieren tomar créditos en un momento de alta incertidumbre. Los propios economistas no nos ponemos de acuerdo en lo que va a pasar el próximo año y los empresarios, los gremios productivos, las corporaciones; están pesimistas respecto a lo que está pasando. Las ventas todavía no despuntan, las exportaciones salvo en ciertos sectores puntuales, no despuntan, el tema con la Unión Europea ha generado una esperanza y una expectativa positiva, pero todavía no hay claridad con respecto a las políticas económicas y productivas para salir de la recesión. Queda claro que el equipo económico, la cantidad de liquidez que se ha conseguido, los recursos que se han empleado, han permitido tapar un hueco de la economía del año 2016. Ahora hay que comenzar a pensar en cuáles son los costos que va a implicar haber pasado la recesión de la forma en la que la pasamos.

Tasas de interés y costos

  • El problema de tasas de interés y costos que enfrenta la banca y el costo del crédito en el Ecuador, es un tema estructural, que hay que trabajarlo seriamente. Desde la Asociación de Bancos, estamos trabajando en un proyecto de competitividad bancaria en el cual vamos a hacer comparaciones con varios otros países para comprender donde se puede mejorar, cuales son los tipos de políticas bancarias, monetarias, financieras que se pueden aplicar para tener niveles de eficiencia y de competitividad mejores que los que tenemos actualmente.
  • Tenemos la encuesta del BCE corrida hasta el tercer trimestre del año 2016, en la que dicen las empresas que no consideran que es un buen momento para endeudarse porque:(1)no ven necesidad de financiamiento en el 32% de los casos, (2) porque la empresa se financia con recursos propios el 26% de los casos y solamente (3) en el 4% de los casos porque las instituciones financieras no brindan facilidades en tasas de interés o los costos son muy elevados.
  • En un momento político, electoral, meter el tema de tasas de interés es complicado, porque la gente puede decir "bajemos la tasa de interés a 5%", pero si se lo hace el sistema financiero quiebra. Una tasa de interés de ese nivel no es sostenible y simplemente, no puede el sistema cubrir los costos y tendrían los bancos que dejar de prestar dinero y "cerrar la llave", con lo cual hay que tener mucho cuidado con fijar o lanzar simplemente números de decir "esta es la tasa que yo creo que hay que poner" porque eso tiende a tener problemas.
  • La recesión económica sí que le ha pasado factura al sistema financiero. El sistema financiero ecuatoriano en el año 2015, tenía un ROE (Rentabilidad sobre el patrimonio), del 11%. El año 2016 vamos a cerrar con un ROE de entre 5,5% y 6%, esto le coloca al sistema bancario ecuatoriano en el que menos gana de toda América Latina.
Compartir